Moved

En diciembre del 2014, dos de los integrantes del equipo de MOVED, Tracy Mcshery, Ingeniero mecánico y Físico del area de Berkeley, y Alvaro Díaz-Palacios Ph. D. artista visual y productor audiovisual, se conocen en las sedes de PhaseSpace (Sillicon Valley). En ese momento Álvaro trabajaba en el diseño de producción para una película norteamericana de animación para niños con la tecnología de Mocap, y diseñaba junto a
Tracy una línea de acciones concretas para el Managment Estrategic Development de la tecnología creada por PhaseSpace en las industrias del entretenimiento europeas.

La mayoría de los proyectos de investigación y desarrollo del grupo de ingenieros de PhaseSpace, habían alcanzado aplicaciones experimentales en campos de actuación como la investigación científica, médica, deportiva, educativa, etc.; campos de la industria del entretenimiento como los videojuegos, el cine o la televisión y habían colaborado con universidades como Stanford, Berkeley, Universidad de Los Andes o entidades como la Nasa.

Como artista e investigador, Álvaro le propone a Tracy investigar en torno a las posibilidades que ofrecería la tecnología Mocap al ser aplicada dentro de un proyecto artístico desde el que trabajar experimentalmente desde modos multi y trans-perceptivos, nuevas visualidades o las derivas de las e-images.

En colaboración con el también profesor de la Universidad de Tecnología y Arte Digital (U-tad, Madrid) Álvaro Castro (Arquitecto, Programador y Artista Digital), se piensa la forma en que las exploraciones de Data Visualization -muy empleadas por los artistas contemporáneos de aquella parte del mundo y de las zonas herederas del auge de Startups digitales como Facebook y otras plataformas- podrían funcionar junto a la tecnología de Performance Capture.

Es en este punto desde el que se sugiere la posibilidad de, utilizando un dispositivo tecnológico de sensores tan preciso y sutil, indagar en torno a la forma en que, por un lado podemos recoger y registrar la más mínima manifestación de un organismo que se mueve, vive, palpita, siente o se emociona (“moved”), y por otro, nos permite transformar esa manifestación sensible en un dato electrónico que construye imágenes tan abstractas como su propia biología así como una percepción de las mismas que bien pudiera ser un reflejo espontáneo compartido.

Para elaborar esa primera dimensión real y vibrátil, Susana Sisternes -Doctora en Ingeniería Agrónoma superior por la UPM- participa para organizar y pensar el modo de realizar un espacio vegetativo que se autoregula y mantiene con el propósito de servir de base territorializada del mapeo y registro de los vestigios de vida que éste produce.

Indagar en los dispositivos que elaboran nuevas formas perceptivas, nuevas sensibilidades colectivas es parte del objetivo de este proyecto. De este modo y en colaboración con Bárbara Sainza -doctora en Bellas Artes por la UCM- y profesora en el Master de investigación en arte y creación, MOVED se vincula a una investigación desde la que articular estos procedimientos tecnológicos a una tradición en la que las prácticas artísticas organizan y construyen los tradicionales y nuevos imaginarios socioculturales: hoy, la nueva ciudadanía digital.

Es de este modo que MOVED conforma un equipo tecnológico-artístico desde el que construir, cuidar y mantener un fragmento de realidad viva: un invernadero de cultivo hidropónico que se construye como el origen de las imágenes y la percepción. Este fragmento, delicadamente elaborado y cartografiado, es el roceso abierto de una dimensión artificial que construye y conserva las características de las manifestaciones vivas para transformarlas en ese espacio trans-perceptivo desde el que seremos agentes empáticos de nuestra propia realidad ampliada.

La realización, estructuración y proceso total de MOVED nos permite contemplar así, la ahora perceptible conexión entre organismo, tecnología e imagen, nos permite percibir a tiempo real el conjunto de afecciones que caracterizan un micromundo que se autogenera y proyecta simultáneamente. Lo infrafino es ahora na manifestación perceptible real e imaginaria, lo infraleve se hace visible para manifestarse y conectar con su fragilidad, que es la nuestra.